Paisajismo, jardinería, etc....


 EL CÉSPED: cuidados y mantenimiento



El césped se conoce como la cubierta vegetal herbácea de baja altura que cubre una determinada superficie del suelo. Está formado por la familia de las Gramíneas, y es una opción muy recurrente a la hora de diseñar y crear un jardín. Para que un conjunto de Gramíneas se considere como “césped” debe cumplir ciertas características:
-          Se deberá adaptar a las condiciones climáticas de la zona y a sus posibles variaciones, sin perder color ni homogeneidad.
-          Soportar el pisoteo y el paso de los transeúntes, ya que al ser parte de un jardín éste será constantemente transitado.
-          Ofrecer una buena imagen visual: el color y la homogeneidad son los puntos más importantes.
A la hora de elegir la especie de césped que se utilizará habrá que analizar la climatología de la zona, el tipo de suelo, su estructura y textura, la cantidad de pisoteo que recibirá, el uso del jardín (jardín particular, jardín de parques públicos…). Habrá que tener en cuenta también la forma en la que se colocará el césped, bien por siembra  o bien por tepes. La siembra consta en distribuir por el terreno semillas de césped, de manera uniforme y obteniendo un buen contacto entre la semilla y el terreno, para facilitar así su germinación. Los tepes en cambio consisten en la colocación de bloques de césped junto a una ligera capa de suelo, de manera que hay que colocarlos en el terreno y presionar un poco para facilitar el contacto entre el bloque y el terreno.
Una vez que se tiene claro el concepto del césped en los jardines, el siguiente artículo trata de explicar su manejo, mantenimiento, cuidados… para facilitar al interesado los conocimientos básicos para tener un jardín en buenas condiciones.
                              

MANTENIMIENTO

Corte de césped

En cuanto al corte del césped, habrá que realizar distintos tipos de corte dependiendo del ciclo del césped y de la época en la que se encuentre el jardín. El primero se realizará a las 2-3 después de la siembra, cuando las plántulas hayan alcanzado los 10-12cm de altura. Habrá que reducir su altura a la mitad aproximadamente.
Una vez realizado el primer corte, habrá que ir haciendo más a lo largo del año, regularmente. En primavera se cortará 2-3 veces al mes, en verano cada 7-10 días y en otoño 2-3 veces al mes. En invierno apenas se cortará, en todo caso una vez al mes.
En éstos habrá que cortar un tercio de la altura total de la hierba, mientras que en el último corte realizado antes del invierno éste será más alto, obteniendo plantas de 5-6cm. De esta manera aumentamos su capacidad de hacer frente a las bajas temperaturas del invierno, ya que un cultivo más alto mantiene mejor la temperatura. No se volverá a hacer otro corte hasta que llegue la primavera y las temperaturas vayan aumentando.

Riego

El riego dependerá principalmente de la pluviometría de la zona, especialmente en aquellas zonas donde se alcancen altas temperaturas y bajas cantidades de lluvia. Por regla general se aplicarán riegos en verano, cuando la exposición del sol y la temperatura es muy alta. El riego deberá realizarse mediante aspersión, es decir, que las gotas sean finas y abundantes, con una repartición homogénea en todo el césped. De esta manera se evita la acumulación de humedad por el exceso de riego, lo que podría conllevar a la aparición de hongos y bacterias, lo que a la vez haría posible la aparición de enfermedades en el césped, de las cuales se hablará más adelante.


A parte del riego y el corte explicados anteriormente, el césped deberá recibir un mantenimiento anual para favorecer su desarrollo y aspecto visual.

Eliminación de malas hierbas

Es importante llevar a cabo una eliminación de las malas hierbas del césped, puesto que éstas si alcanzan un gran número competirán por el agua y los nutrientes con la hierba, al igual que pueden ser hospedaje de plagas dañinas para el césped. La manera más fácil y eficaz de llevarlo a cabo es mediante un herbicida selectivo, el cual se aplicará cuando el césped esté adecuadamente instalado y desarrollado en el terreno, para evitar que la aplicación le afecte.


Escarificado

Es una técnica que consiste en realizar pequeños cortes verticales en la superficie del terreno, de manera que se rompe y elimina la primera capa superficial de éste. Esta capa se llama fieltro, se forma en la superficie y tiene de espesor 1-2cm, está formado por tierra y restos de raíces y de hojas que se han ido acumulando con el paso del tiempo. Es una capa impermeable, por lo que evita el paso de las raíces y dificulta sus funciones de absorción de agua y nutrientes. Además favorece el desarrollo y proliferación de hongos, ya que la humedad también tiende a acumularse ahí.

Por estas razones es imprescindible eliminarlo, se realiza cuando comienza la primavera o cuando las temperaturas empiecen a ascender y desaparezca el frío invernal. Puede realizarse un segundo escarificado en otoño, si fuera necesario.

Al realizar el escarificado también se provoca un mayor enraizamiento del césped, ya que se elimina toda la materia orgánica que ha ido acumulándose con los cortes realizados a lo largo del año.

De esta manera obtenemos una buena aireación del terreno, y lo preparamos para las labores de abonado y recebo que habrá que hacer a posteriori. Una vez recebado el césped se puede realizar una resiembra, de manera que recupere adecuadamente su consistencia para el resto del año.

Esta labor se puede realizar manualmente (mediante rastrillos) o mecánicamente (mediante una máquina escarificadora).


Control de plagas y enfermedades

El césped, al vivir en un medio natural, convive con una gran multitud de microorganismos, por lo que se expone a la aparición de plagas y enfermedades.
En cuanto a las plagas, a continuación se nombran las más importantes:
-          Insectos: gusano blanco, gusano gris, gusano de alambre, típulas, pulgones, cochinillas, lombrices, babosas y caracoles, hormigas…
-          Nematodos
-          Ácaros
-          Aves: mirlos, gorriones… (pueden afectar sobre todo en la época de siembra).
-          Mamíferos: topillos, ratones, conejos, liebres…
En cuanto a las enfermedades, las más habituales son las siguientes:

-          Fusarium de verano: las zonas en las que este hongo afecta presentan un color marrón apagado al inicio, luego amarillea y termina secándose. Las manchas son de forma circular.
-          Rizoctonia: la causa el hongo Rhizoctonia solani y produce manchas marrones, circulares y pequeñas en el césped.
-          Marchitez de las hojas: es producida por el hongo Drechslera dictyoides y aparecen lesiones de forma longitudinal y transversal y de color marrón en las hojas.
-          Pitium: es producido por el oomycete Pythium y puede producir zonas marchitas de color oscuro y podridas, hasta incluso llegar a su muerte. También produce manchas de apariencia grasa, irregulares y de color naranja-marrón.
-          Hilo rojo: aparecen manchas circulares sobre el césped, formadas por unos filamentos rojos, de ahí su nombre. Está unida a carencias de nitrógeno y a falta de riego.
-          Antracnosis: es producido por Colletotrichum graminícola y suele estar asociado a otros hongos, cuando aparece el césped toma un aspecto amarillo-anaranjado.
-          Roya: es una de las enfermedades más frecuentes en el césped, pero no suele causar grandes daños en él. Éste adquiere una coloración amarillenta, y las hojas presentan unas pequeñas pústulas.

Bibliografía

-Parracia, A. N. 2012.Césped: principales especies, manejo y métodos de propagación usados en parques y jardines. Trabajo Final de Ingeniería en Producción Agropecuaria. Facultad de Ciencias Agrarias. Universidad Católica Argentina.

- Monje Jiménez, RJ. (2006). Manejo de céspedes con bajo consumo de agua. 2017, de Consejería de agricultura y pesca Sitio web: http://personal.us.es/monje/BAJADA%20PUBLICACIONES/Manejo%20de%20cespedes%20con%20bajo%20consumo%20de%20agua%202-%20ed.pdf


 

----------------------------------------------------------------

PLANTACIÓN DE ARBOLADO


El siguiente artículo recoge información sobre la plantación de arbolado en jardinería, y se centra principalmente en plantaciones en jardines, parques y en zonas urbanas.

El primer factor a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la plantación de un árbol es que estamos implantando una especie en un medio no natural y hostil para él. Este tendrá limitaciones que en su hábitat natural no tendría, principalmente limitaciones aéreas y subterráneas, si hablamos de árboles implantados en zonas urbanas o aquellos plantados en jardines pequeños sobre todo.

Hay que tener en cuenta también que el árbol tiene una serie de necesidades que deberán cumplirse para así favorecer su crecimiento y desarrollo en el nuevo medio. Entre ellas: riego, abonado, tratamientos fitosanitarios, podas (en verde y aquellas realizadas de cara al invierno)…

Una vez que están claros los conceptos principales que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la plantación del arbolado, a continuación se explicarán otros factores más específicos que habrá que estudiar también:

-          El tamaño de hoyo y la distancia de plantación: es importante calcular el tamaño que puede llegar a alcanzar el árbol que estamos plantando, puesto que esto puede afectar a otras plantas, a la vivienda o a otros elementos del jardín. Por tanto el hoyo creado deberá ser lo suficientemente amplio como para que el cepellón quepa con facilidad.

-          La calidad de la tierra: en el caso de que la tierra con la que estemos trabajando no sea la adecuada habrá que mezclarla con un sustrato apto para la especie de árbol que estemos utilizando. Es importante también trabajarla para favorecer su aireación.

-          Alcorques: es importante también crear un alcorque alrededor de la planta, de manera que este ayude a aprovechar mejor el agua obtenida del riego o de la lluvia.


Pasos a seguir


Una vez estudiados todos los pasos anteriores se puede proceder a llevar a cabo la plantación del árbol, la cual se hará mediante los siguientes pasos:

1- Cavar el hoyo: una vez removida la tierra para favorecer su aireación habrá que cavar el hoyo. En él, como se ha dicho anteriormente, el cepellón deberá caber con holgura.

2- Plantar el árbol: se colocará un tutor junto al árbol para favorecer su desarrollo y evitar que crezca en direcciones que no queremos. A continuación se introducirá el cepellón en el hoyo que se ha cavado previamente y se rellenará el hueco con la tierra extraída anteriormente o con un sustrato adecuado (como se ha explicado antes).

3- Compactar: se compactará la tierra de alrededor del cepellón para evitar que queden bolsas de aire en su interior y para favorecer la formación del alcorque que se realizará posteriormente con el objetivo explicado antes.

4- Fin: como últimas actividades a realizar tenemos la formación del alcorque, la unión del tronco del árbol al tutor (en este caso habrá que controlar el tamaño de las ligaduras, puesto que cuando el tronco del árbol va creciendo puede que éstas le queden pequeñas y estrangulen al árbol) y el riego abundante realizado una vez terminado todo, para evitar que el cepellón introducido quede seco. Pueden realizarse también pequeñas podas en aquel material vegetal que se haya roto durante todo el proceso.



Época de plantación


Aunque actualmente gracias a los viveros sea fácil obtener casi cualquier especie para implantar en nuestro jardín en cualquier época del año, sí que es verdad que hay épocas en las cuales es más adecuado plantar una u otras especies. Por ejemplo las especies de hoja caduca es aconsejable plantarlas cuando se ha detenido su actividad vegetativa, en otoño o invierno. De esta manera aunque al trasplantarlas eliminemos parte de su sistema radicular no será tan grave puesto que su actividad es mínima y por lo tanto la parte aérea del árbol no lo notará tanto.

Es importante también analizar el clima de la zona, ya que si llega una época de heladas no es conveniente realizar ahí el trasplante. Otro factor a tener en cuenta es la pluviometría, ya que si se planta un árbol en una zona encharcada esto puede llevar a problemas de podredumbre radicular y la posterior aparición de enfermedades que esto conllevaría.



Bibliografía




-          Rodriguez R., Benito JL., Estrada S. (2009). Manual: Cómo plantar un árbol. Oviedo: Consejería del medio rural y pesca.

-          Catherine Samson. (2010). Cultivo biológico de árboles frutales: Guía práctica. España: Tutor.




  ------------------------------------------------------------------------------------------

PODA EN ESPECIES ARBÓREAS EN JARDINERÍA



Antes de comenzar con el artículo sobre la poda es importante saber que existen distintos tipos de podas en cuanto a especies arbóreas se refiere. Estos son los siguientes:

-          Poda de limpieza: se le llama así a la poda en la cual se suprimen chupones, ramas o partes del árbol muertas, secas, enfermas o dañadas, ramas mal orientadas y rebrotes de raíz, cuello o tronco del árbol.

-          Poda de formación: es la poda que se realiza cuando el árbol es joven, con el objetivo de obtener un tronco y unas ramas estructurales fuertes. Éstas últimas deben estar espaciadas a lo largo del tronco, formando el esqueleto del futuro árbol adulto. 

-          Poda de mantenimiento: cuando el árbol es adulto se realiza esta poda, consiste en mantener la forma del árbol y eliminar elementos indeseables que van creciendo a lo largo de su ciclo.

-          Poda de renovación: se realiza cuando el árbol ya es adulto y ha sido abandonado durante mucho tiempo sin realizarle ninguna intervención. El objetivo de esta poda es eliminar las ramas viejas y desenmarañarlo, de manera que esto de paso a ramas nuevas.

-          Poda de fructificación: el objetivo de esta poda es obtener unos árboles en los cuales la producción de frutos y la vegetación estén equilibrados.

Pero dependiendo de cuando se realice la poda podemos distinguir dos grupos más generales:
-          Poda en seco: se realiza en reposo invernal (de Noviembre a Marzo)
-          Poda en verde: se realiza en actividad vegetativa (de Abril a Octubre)

Como objetivo general para todas las podas podemos decir que es obtener un árbol bajo, sólido, aireado y equilibrado.  La solidez está unida al ángulo de inserción de las ramas en el tronco y también está relacionada con la diferencia de los diámetros de estas ramas. Y el equilibrio está unido a la regularidad y simetría de la copa. 

Al ser este un blog centrado en la jardinería y paisajismo puede decirse que las actividades más realizadas en este ámbito son las siguientes:
-          Eliminación de ramas cruzadas o mal dirigidas
-          Eliminación de tocones y ramas dañadas o muertas
-          Eliminación de sierpes
-          Eliminación de ramas demasiado próximas al eje
-          Eliminación de chupones no aprovechables para el árbol
-          Eliminación de parte de las ramas para favorecer la aireación y la homogeneización de la futura producción del árbol 

A la hora de llevar a cabo la poda en una especie arbórea es importante minimizar los cortes para disminuir la cantidad de heridas de poda. Esto ocurre porque en invierno la cicatrización de las heridas es mala, y esto conlleva a que los lloros y el sangrado sean mayores, por lo que los daños causados por el frío pueden aumentar considerablemente. 

Para evitar este y otros problemas es importante realizar los cortes de manera adecuada, como podemos ver en los siguientes dibujos:





 

 

 

 





BIBLIOGRAFÍA


Gil-Albert, F.(2008). Poda en especies arbóreas ornamentales. Madrid (España): Mundi-Prensa
Drenou, C. (2000). La poda de los árboles ornamentales. España: S.A Mundi-Prensa LIBROS


 

----------------------------------------------------------

EL CULTIVO DE BULBOS


El siguiente artículo recoge información sobre el cultivo de los bulbos. Antes de profundizar en el tema, es importante conocer qué es realmente un bulbo, ya que tienen muchas similitudes con otras formas subterráneas de almacenamiento de reservas.

¿Qué es un bulbo?

Un bulbo es una masa subterránea carnosa que contiene una planta muy pequeña (un embrión) formada en el interior de un embalaje compuesto por pequeñas escamas carnosas. Estas escamas son hojas modificadas que proporcionan reservas al embrión del interior en los periodos de inactividad y durante el crecimiento temprano. Pueden presentarse sueltas y abiertas como en el lilium o apretadas como en el tulipán. Alrededor de las escamas existe una cobertura fina que se conoce como túnica, y en la base del bulbo puede apreciarse un tallo modificado. (Ver figura 1)



Durante la época de crecimiento se forman nuevos bulbos, llamados retoños, en los nudos laterales de las escamas situadas en el plano inferior. En el caso del tulipán por ejemplo, cuando el ciclo del bulbo finaliza este muere y sobreviven solo los retoños. En los narcisos en cambio el bulbo adulto continúa con su crecimiento y los retoños se separan de éste para crear nuevas plantas.


Como se ha adelantado antes, también existen otras formas subterráneas de almacenamiento las cuales es importante diferenciar de los bulbos:

-           Cormos: es un tallo modificado que en el futuro se convierte en una masa de tejido de almacenamiento. El cormo contiene una punta la cual posee uno o varios puntos de crecimiento y en la parte inferior están cubiertos por hojas secas que son muy similares a la túnica del bulbo. Desde la base del cormo crecerán las raíces y de la parte superior con el tiempo irán apareciendo nuevos cormos. (Ver figura 2)
-         Raíces tuberosas: son raíces hinchadas muy parecidas a los tubérculos y que almacenan nutrientes. Conforme van creciendo van produciendo raíces fibrosas de las cuales obtienen el agua y los alimentos. (Ver figura 3)


     Rizomas: son tallos anchos que se ramifican y al igual que todas las formas anteriores almacenan alimento. Éstos se desarrollan a lo largo por debajo de la superficie del suelo. La parte de arriba del rizoma está compuesta por yemas y la parte inferior por las raíces. Para propagar un rizoma es importante que el segmento contenga una yema, un nudo y un ojo.(Ver figura 4)

Cultivo de los bulbos

Uno de los factores más importantes a la hora de llevar un adecuado cultivo de bulbosas son las condiciones climáticas. Según las estaciones de plantación de las bulbosas podemos encontrar dos grupos:

-                                        Los que se plantan o siembran en otoño-invierno: estos suelen florecer en primavera. Hay que tener en cuenta que estas estaciones están basadas en zonas del Hemisferio Norte. Los más conocidos son: tulipán, jacinto, narciso…
-                                      Los que se plantan o siembran en primavera (marzo-mayo): por regla general florecen en verano. Los más conocidos son: gladiolo, dalia, azucena, begonia…

Pero aparte de las condiciones climáticas es importante controlar otros factores que también repercutirán en el crecimiento y desarrollo de los bulbos:

-         Es imprescindible utilizar material en buen estado, los bulbos deben de estar sanos, deben de ser de consistencia dura y que no tengan agujeros. Si al presionar el bulbo su superficie cede es que no está en buenas condiciones.
-        Es importante que el suelo drene bien, para evitar encharcamientos. Un suelo con demasiada agua puede conllevar a que el bulbo se pudra. Los suelos arcillosos son los que más peligro tienen de que esto ocurra.
-       Hay que labrar previamente el terreno a una profundidad de 20-25 cm. A la vez que aprovechamos para incorporar un abono orgánico (estiércol, mantillo, turba…). No son imprescindibles pero ayuda a tener una buena floración y facilita la acumulación de reservas para el año siguiente.
-         Se desaconseja abonar con abono mineral, es preferible utilizar sólo el orgánico.
-          En cuanto a la profundidad a la que plantemos el bulbo ésta debe ser dos o tres veces el tamaño del bulbo.

Multiplicación de los bulbos

A la hora de llevar a cabo la multiplicación de los bulbos ésta puede hacerse de dos maneras diferentes:

-        Reproducción por semilla: este es el método menos utilizado a la hora de multiplicar bulbos. Se utiliza principalmente cuando se quieren obtener nuevas variedades pero a nivel de jardinería muy poco. Por diferentes razones: las plantas obtenidas por semillas pueden tardar años en florecer y la descendencia obtenida puede ser muy inestable debido a la combinación de genes, e incluso pueden perder las características de interés de la planta madre.

-        Por estas razones se recurre a la propagación vegetativa que es de la que hablaremos a continuación:
Como se ha adelantado al inicio del artículo, los bulbos tienden a producir bulbillos o hijuelos, los cuales pueden ser separados de la planta madre y de esta manera obtener nuevas plántulas con las características de interés de la planta madre.
Para llevar a cabo este procedimiento hay que seguir los siguientes pasos:
Una vez finaliza la floración del bulbo, ésta se retira y se dejan el tallo y las hojas hasta que estos se sequen. Una vez transcurridos 1-2 meses podremos desenterrar los bulbos, ya que la planta ha tenido el tiempo suficiente para acumular reservas y formar los bulbillos.
Apartamos los bulbillos del bulbo madre y se lavan bien. Es recomendable desinfectarlos con fungicida para evitar la aparición de hongos en un futuro. Una vez desinfectados es importante guardarlos en un lugar seco para su futura plantación.

Plagas, enfermedades…

Al ser material vegetal que se desarrolla bajo tierra las condiciones que se dan ahí facilitan la aparición de plagas, bacterias, hongos… A continuación podemos ver las más conocidas:

Bacterias

-          Erwinia carotovora
-          Xanthomonas campestris

Plagas

-          Pulgones
-          Cochinillas
-          Moscas blancas

Hongos

-          Penicillium
-          Fusarium
-          Rhizoctonia
-          Pythium
-          Phytophthora sp.
-          Botrytis sp.

Nematodos

-          Pratylinchus penetrans
-          Meloidogyne incognita

Virus

-          Virus de la raya del tabaco de Dahlia
-          Virus del mosaico
Aunque estos sean los que más problemas causan en el cultivo de los bulbos también es importante controlar la actividad de los roedores. Para evitar esto pueden emplearse distintas tácticas: trampas contra ratones, sistemas ultrasonidos, cebos, reforzar la higiene del jardín (no dejar alimentos en el exterior)…

Bibliografía

Soriano García, JM. (1991). Cultivo de plantas bulbosas para cortar. Valencia (España): Ediciones Veinte.
Centro Internacional de Bulbos de Flor. (1993). Curso General De Bulbicultura. Hillegom (Holanda): International Bloembollen Centrum.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Noticias de CREANAVARRA:

http://www.creanavarra.es/noticias/fuera-de-aula-alumnos-diseno-de-interiores-visitan-jardin-vertical/

marzo, 2016

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Plaza de España, Madrid.

plaza esp.La Asociación Española de Paisajistas ha sido invitada por el Ayuntamiento de Madrid para formar parte del grupo de trabajo implicado en la elaboración de las bases del concurso internacional de remodelación de Plaza de España, e integrado por un equipo multidisciplinar (asociaciones de vecinos, asociaciones profesionales, hoteleros, técnicos del Ayuntamiento, etc.), que a través de un proceso participativo ha elaborado las preguntas clave que habría que resolver para definir la nueva Plaza de España. Desde el 28 de enero esas preguntas están disponibles en la página web del Ayuntamiento para que cualquier madrileño que lo desee pueda contestarlas. Las respuestas mayoritarias se convertirán en las bases obligatorias del concurso.

Dicho grupo de trabajo, en el que participan dos de nuestros socios (Antonio Morales y Esther Valdés), continúa trabajando en la realización de talleres y debates dirigidos a ofrecer una amplia información sobre el proyecto y a lograr una mayor participación ciudadana. Un primer logro por parte de nuestra asociación, ha sido incluir la presencia de un paisajista en el panel de expertos de los debates abiertos previstos para las próximas semanas. El primero de ellos será el día 11 de febrero y llevará por título “Pasado, presente y futuro de Plaza de España. Por qué remodelarla”. El panel y el lugar de celebración están aún por determinar. Os mantendremos informados y esperamos la asistencia de muchos de los socios, para que nuestra voz se escuche en los debates.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Trucos básicos para el cuidado del jardín

El cuidado del jardín puede llegar a ser una tarea tan compleja como de especies de plantas tengamos en él, ya que cada una tendrá unas características propias y se deberá cuidar de diferente forma.
Por lo que su cuidado se convierte en todo un arte donde cada paso que damos debe ser el correcto, dependiendo el desarrollo y la vida de estos seres vivos como son las plantas.
Influyen diversos factores como son los siguientes: 
- 
         El regado

Esto es un aspecto esencial, ninguna especie sobreviviría sin aportarle agua, aunque si es cierto que cada una necesita una frecuencia de regado y cantidad diferentes.
El proceso de regado debe respetarse en función de la especie, recuerde que siempre es preferible regar algo menos que lo recomendado que en exceso, ya que el regado excesivo no tiene remedio.
Como recomendación es preferible regar nuestro jardín a primera hora de la mañana o al atardecer, así además haríamos un ahorro de energía y dinero. 
 
-          Los insectos

Estos son los principales enemigos de nuestro jardín, aunque no todos los insectos, ya que algunos ayudan al cultivo polemizando las flores por ejemplo.
Entre los insectos que si pueden estropearnos el cultivo se encuentran las hormigas especialmente, un truco para protegernos de estas es utilizar la sal como una barrera, la cual les impedirá concretar su objetivo.
Se recomienda plantar especies autóctonas en lugar de exóticas, ya que estas requieren más cuidados aunque si es cierto que algunas son más atractivas visualmente, todo es cuestión de gustos.

-          Oxigenar nuestro césped

Esto es una de las partes más esenciales del jardín, le da un toque de color y lo hace más atractivo visualmente a través del contraste con el color de las flores. Es cierto, que el césped necesita más cuidados que tan sólo regarlo, necesita estar oxigenado.
En el mercado existen unas botas con clavos en la suela para que podamos perforar el suelo y así permitir al césped que pueda obtener oxígeno de forma más simple.


Si os interesa más sobre la jardinería y el paisajismo, puede que os interese el siguiente curso impartido por GES Formación
Curso de jardinería: https://www.gesformacion.edu.es/curso-de-jardineria.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario